Intervención militar en Río y más insultos de la Globo a Brizola

El problema tiene causas conocidas, exhaustivamente expuestas a cada crisis. El uso político de la violencia en Río de Janeiro también tiene causas conocidas, exhaustivamente expuestas a cada crisis.

La geografía que no permite el aislamiento de la pobreza en guetos alejados, como en las demás capitales, acentuando las tensiones de la gritante desigualdad social brasileña. Una ley antidroga, patrocinada por EEUU por motivos que tienen poco que ver con la disminución de los daños de éstas en la sociedad, lo que hace la actividad del tráfico especialmente lucrativa en esa ciudad de geografía tan peculiar. La corrosión del aparato policial propiciada por esas dos variables anteriores. Es el diagnóstico que viene a la superficie a cada nueva crisis en Río.

Los momentos de "crisis" también necesitan ser bien analizados, pues, no siempre, coinciden con brotes de violencia. La crisis es continua: bandidos armados, tiroteos, guerra entre pandillas, balas perdidas, chacinas y demás crímenes chocantes, generando pautas fáciles a los programas policiales que muestran la desesperación y la revuelta de la población. Desde los años 80, la frase "no tiene como ponerse peor" cierra reportajes sobre el tema.

Sin embargo, en algunos momentos, el noticiero pasa a dar un énfasis especial al problema. Impresionantes escenas de criminales fuertemente armados y de ráfagas de balas trazadoras se vuelven omnipresentes en todos los periódicos. Este cambio repentino de pauta puede ser precedido de un pico en los índices de violencia, pero eso no es un prerrequisito. Hay un uso político del noticiero que sirve a fines poco relacionados con la seguridad pública.

El problema es real y se intensifica periódicamente. Es lo que ocurre en una coyuntura de devastación del mundo político, promovida por el Partido de la Lava Jato, y de quiebra del estado - fruto de una crisis económica sin precedentes (que dejó Río con el 0% de los desempleados del país) de los precios del petróleo y de los escorchantes intereses de la deuda con la Unión. Muchos estados de la federación caminan en ese rumbo. Incluso el rico estado de Sao Paulo se enfrenta a una situación potencialmente explosiva, que sólo no explotó por haber conseguido una liminar en la justicia paulista que los eximieron, por 8 meses, del pago de la deuda con la Unión y por el Partido de la Lava Jato ha promovido el caos en las islas de las tierras azucareras.

En el caso de Río de Janeiro, ante la constante presión que su problema de violencia urbana genera, los gobernantes actúan y reaccionan. Las reacciones son hechas por el aumento del efectivo policial, la compra de más armamentos, intervenciones de las fuerzas federales y, principalmente, buenas negociaciones con los medios para "suavizar" el noticiero. En cuanto a las acciones, éstas fueron desde las "comisarías legales" del gobierno de Garotinho, que pretendían crear el ambiente para la unificación de las policías, a ser efectuado por el Instituto de Seguridad Pública, hasta el plano de ocupación sistemática de los cerros promovido por Cabral y Beltrame. Todos los programas discontinuados, incluso el único que intentó intervenir directamente en la raíz del problema: los CIEP (Centro Integrados de Educación Pública).

Después de su primera victoria al gobierno del estado, en 1982, Brizola y su vice, Darcy Ribeiro, iniciaron el mayor programa de educación a tiempo completo de la historia del país. Los edificios, con la singular arquitectura del proyecto de Oscar Niemeyer, comenzaron a ser esparcidos en las áreas pobres de Río de Janeiro, atendiendo, cada unidad, mil niños que allí quedaban todo el día recibiendo, además de educación, alimentación adecuada y atención médica y dental.

Para asumir el gobierno, Brizola precisó enfrentar un intento de fraude electoral, el "Caso PROCONSULT", que contó con la participación de las Organizaciones globo , como muestra por Paulo Henrique Amorim y Maria Helena Pasos en el libro "Plim-plim: la Peleja de Brizola Contra el fraude electoral ". En el gobierno, protagonizó otro enfrentamiento con la globo en la construcción del Sambódromo, lo que llevó a la emisora ​​a intentar sabotear los plazos de la obra (que fue hecha en exactos 110 días), con enjutas de materias denunciando falsos problemas en la estructura de concreto, ya boicotear la transmisión del Carnaval de 1984. Cabe resaltar que, siguiendo su objetivo principal de revolucionar la educación carioca, Brizola se determinó la instalación, bajo las gradas de Marqués de Sapucaí, de aulas que atendían a los niños a lo largo de todo el ciclo, evitando que la construcción se hiciera inactiva fuera de los períodos de Carnaval.

Con ese histórico, es fácil imaginar cómo actuó el periodismo de la globo cuando Brizola intentó elegir a Darcy Ribeiro gobernador en las elecciones de 1986, para dar continuidad al programa de los CIEP. La red globo , de repente, descubrió que parte del financiamiento del Carnaval carioca provenía desde siempre del juego del bicho. Luego, como Darcy venía de un gobierno que ayudó a mejorar la organización del Carnaval, él era el candidato de los bichos. Una lógica simple que, por el poderío de la Red globo , fue suficiente para desgastar su candidatura. Se eligió Moreira Franco; se interrumpió el proyecto de los CIEP, que habría cambiado la cara de Río de Janeiro actual.

Con la derrota en las elecciones presidenciales de 1989, que podrían haber llevado a los CIEPs a todo Brasil, Brizola se postula al año siguiente al gobierno de Río. Elegido, retoma su proyecto con gas total, intentando recuperar el tiempo perdido. Para tener una dimensión del esfuerzo que se ha Brizola en ese proyecto, en el año de 1993, su gobierno invirtió el 2% del presupuesto del estado en educación! En total, construyó 515 CIEPs, además de muchas escuelas técnicas y una universidad, la UENF.

En el periodismo de globo , esa epopeya educativa poco fue presentada. En el período, muchas denuncias, como habitual, y los titulares de la súbita explosión de la violencia en el gobierno Brizola . El noticiario sobre Río de Janeiro tenía como foco los arrastreros y muchas declaraciones de personas diciendo que la situación de la violencia "no tiene como empeorar".

Para sentir el clima de la época, un hecho curioso fue la conocida entrevista de Brizola al Rueda Viva en 1994, cuando concurría por última vez a la presidencia de la República. El tema central de la entrevista giró en torno a la violencia en Río en su gobierno. Con una revista enrollada en las manos, Brizola y en el caso de que se trate de una de las causas de la muerte de un hombre, el hombre, que no es el hombre, ni el hombre. Otra curiosidad: en 1983, sólo 6 meses después de asumir por primera vez el gobierno del estado, el propio Brizola , que se ha convertido en una de las más antiguas del mundo.

Además de la derrota en la elección presidencial de 1994, el PDT también perdió la sucesión del gobierno carioca. Asumió Marcello Alencar, del PSDB, que sepultó de vez el programa de los CIEP. En 1982, se hizo famosa una frase dictada por Darcy Ribeiro en la campaña: "Si los gobernadores no construyen escuelas, en 20 años faltará dinero para construir cárceles". Hoy, los cariocas cosechan el efecto de la derrota de ese proyecto y el presupuesto del estado refleja esta tragedia: la Secretaría de Seguridad Pública del estado absorbe 12 mil millones de reales al año y la Secretaría de Educación, 7 billones.

¿Cuál es el papel de los medios en eso?
El monopolio mediático hace que los propietarios de las concesiones públicas de radio y televisión tan poderosos como los representantes de los poderes de la República. Brizola , dijo que Roberto Marinho debería fundar el POG - Partido de las Organizaciones globo para que disputara elecciones y tornara legítima su actuación política. El partido no fue fundado (tal vez el Partido de la Lava Jato sea el más cercano que hayan llegado de eso, pudiendo venir a disputar la elección de 2018) y el poder de construir la verdad conveniente a los poderosos sigue intacto.

En la última semana, con la intervención militar en Río de Janeiro, la Red globo que se ha convertido en una de las principales causas de la violencia urbana en los medios de comunicación. En orden cronológico, igualó a todos los gobernadores, desde 1983, mostrando el fracaso de sus políticas de seguridades, a pesar de sus promesas. En esta narrativa, Brizola , Moreira Franco y Marcello Alencar ocupan el mismo papel. El gobernador que creó los CIEP y los que lo enterrar, son presentados, por la empresa que sirvió de copa al programa, como demagogos incompetentes. En resumen, la globo sigue cumpliendo su misión: manipulando los problemas brasileños, ataca a sus adversarios políticos y desalienta a la población a usar la única arma que dispone para cambiar efectivamente la realidad que es la política.

Ajuda da Força Nacional de Segurança, aumento do efetivo, compra de novas armas, intervenção militar, mudanças na legislação penal, construção de presídios etc. Não importa a solução que se apresente ao problema ou quais intenções ocultas estão guiando as ações. Nesses momentos de “crise”, cabe sempre lembrar o ensinamento de Leonel de Moura Brizola, que viu dentro dos olhos do monstro: “Se a Globo for a favor, somos contra. Se for contra, somos a favor.”
 

Deja una respuesta

5 − 2 =