Debates y sabatinas: si exponer y lidiar con la presión es deber de un jefe de Estado

Esta tiene todo para ser la elección con más información (y desinformaciones), de todos los tiempos, sobre política. La popularización de Internet y de las redes sociales (como el Whatsapp , que cayó en el gusto de los brasileños) y la dramática situación política y económica que el país atravesó, redobló las atenciones de la población con la política y, incluso lejos de los comicios, ya moviliza un creciente número de personas.
Cuando se habla de Whatsapp y las redes sociales, una de las primeras objeciones es en la cantidad inmensa e incontrolable de noticias falsas y distorsionadas que circulan en memes y recortes descontextualizados de vídeo. Sin embargo, sólo reclamar de ello es tan útil como un marinero reclamar del mar. Es necesario tener una postura activa, desconfiar y buscar.

No somos más rehenes de la televisión

En la historia reciente de Brasil, monopolio de información de muy pocos canales abiertos de televisión confinó el debate político electoral y ayudó a sellar algunos de sus destinos, como el debate editado de 1989 o, como siempre denuncia Ciro Gomes, la ausencia de debates en 1998, que privó a la población de conocer otras propuestas y visiones y ser alertadas sobre el grave problema económico que ocurrir al año siguiente.
De esta forma, enfocando en sus aspectos positivos es notorio cómo el acceso a Internet es beneficioso para el ejercicio democrático en Brasil. Aunque pese, sin dudas, el monopolio mediático, ha sido posible marcar los campos de debate, crear corrientes de opinión y salir de ambiente de chismes para discutir los problemas del país.

Conozca a su candidato

Los debates y sabatinas preelectorales, práctica común en la política brasileña, son más frecuentes y son fundamentales en el reducidísimo tiempo de campaña, que pasó de 90 a 45 días y en un mes y medio no sería posible profundizar en las ideas y proyectos de gobierno de los candidatos. La innovación es una gran repercusión, debido a la facilidad de acceso virtual, que están alcanzando.

Es fundamental que el elector cubra las participaciones de todos los precandidatos, para que puedan no sólo aclarar sus ideas pero para que puedan exponerse y demostrar cómo lidian con el debate democrático y con el contradictorio, por más que consideren ese o aquel ambiente / órgano de prensa hostil a su posición política. O incluso por esa razón, ya que ese es el día a día de un jefe de Estado es lidiar con los anhelos de la población, con la vigilancia de la prensa y con las duras conversaciones de política exterior.

Ser expuesto y lidiar con la presión es deber de quien desea ocupar el cargo más alto de la nación y derecho de los votantes, que pueden aprovechar el increíble beneficio que el mundo virtual puede traer a la política.

 

Deja una respuesta

diecisiete + 6 =