Ciro Gomes condena la escalada de violencia política en el país

Ciro Gomes volvió a manifestarse sobre la situación política nacional (como ha hecho rigurosamente en los últimos años), esta vez para condenar los movimientos, por él tenido como políticos, por parte de jueces de primera instancia dando entrevistas en plena red nacional. Además, resaltó el valor de la presunción de inocencia que cuatro instancias precisan respetar antes de decretar la detención de un reo, como describe la Constitución.

En el caso de Brasil, recientemente, inconsistencias políticas, entre las cuales el papel y competencias del poder judicial son combustible de un amplio debate, y que no puede ser menos importante que la discusión sobre la gravedad que representa un poder legislativo acosado por denuncias de corrupción y cuadro 2.

Pero, más importantes que tales declaraciones, fue su reflexión sobre un incidente relacionado a esas aberraciones a las que asistimos en el país. El ex gobernador fue enfático al cobrar de las autoridades públicas investigaciones que atiendan a uno de los dramas más recientes de los últimos días, referente a la escalada violenta que viene amenazando el clima político.

"El ataque a la caravana del ex presidente Lula es un absurdo y debe ser investigado con rigor", dijo, refiriéndose a los disparos hechos contra los autobuses que transportaban a Lula por el Paraná, y concluyendo: "y repito la pregunta: ¿Quién mató a Marielle? "

En el caso de que el autobús de Lula ya venía siendo blanco de huevos y piedras, lo que se puede incluso considerar un lenguaje de protesta, pero que "bala es barbarie".
Ciro criticó también la postura de quien diga que "los petistas cosechan lo que plantaron", pues no sólo alguien podría haber muerto como ese tipo de declaración indica en torno a que algunos intereses quisieran de polarizar el debate político nacional, cuando nuestros dramas son más complejos que un antagonismo entre cojines y mortadelas.

Sobre la actuación de jueces dando declaraciones en red nacional, dijo que le molesta dar una entrevista. Ciro evalúa que un juez, al explicitar valores, "entra en la política". La circunscripción a la que debería limitarse un juez, dice él, debería reducirse a poner su sabiduría jurídica e imparcialidad al servicio de los autos. De ahí la continuación de su crítica extendida a la existencia de la televisión justicia, a la que llamó instrumento provinciano y tercermundista.

Una vez más, el ex ministro dos veces trató de informar a aquellos que se disponen a escucharle de que "democracia es un régimen de conquista que presume un ciudadano entrenado" para actuar políticamente. Pero que nuestro pueblo, además de no entrenado, tiene que lidiar con nuestra historia autoritaria, a la que vuelve y media desconoce: somos un país autoritario, elitista y esclavista.

También se preocupa, en cierta escala, la reciente declaración del ex vicepresidente Michel Temer de que la "centralización del poder en 1964", como se refirió al golpe que instaló el régimen militar, pudo haber sido motivo de celebración. Preocupa, también, la declaración del columnista de Veja, Ricardo Noblat, de que "Un ministro cercano de Temer" estaría anticipando una cancelación de las elecciones de este año .   Por las dudas, es mejor prestar atención.

Ciro está de viaje a Europa, donde viene dando charlas y discutiendo con grupos de políticos e intelectuales que allí residen.
 

Deja una respuesta

2 × um =